Lucrecia Dalt

RVNG Intl. Co/De

Anticlines, el último trabajo de Lucrecia Dalt, es un volumen de sustratos corporales y geológicos. Es un lugar donde la piel y los minerales se disuelven y se mezclan, donde las fugas de gases subterráneos inflan los pulmones, donde las cavidades del cerebro se hacen eco del paso de las ondas interplanetarias a través de las atmósferas.

Ex ingeniera geotécnica en Colombia antes de desplazarse a Berlín, la preocupación de Dalt con los límites y los bordes da forma a las letras y la música de Anticlines, su sexto álbum. Prestando especial atención al ritmo, la respiración y la textura, Dalt altera microtonalmente la relación entre el habla y la canción, al tiempo que usa los ritmos sudamericanos tradicionales para respaldar su electrónica contemporánea.

Lucrecia construyó la especial atmósfera de Anticlines después de varios meses de investigación y de crear nuevos parches para el Clavia Nord Modular, formando un flujo de retroalimentación rítmico con él, un Moogerfooger MuRF y su voz. El efecto general del espacio cavernoso que respalda el íntimo juego vocal de Dalt recompensa la escucha, respaldado en los formatos físicos de Anticlines por un librito que documenta la colaboración de Lucrecia con el artista australiano Henry Andersen.

Mística de la materia, Lucrecia Dalt ha trabajado anteriormente con Julia Holter y Gudrun Gut. Su resbaladiza palabra hablada y su naturaleza performativa nos recuerda el trabajo de Laurie Anderson, Robert Ashley o Anne Clark.

Para la presentación en vivo de Anticlines, Dalt intenta “proporcionar significado y un lugar propicio para que el oyente pueda meditar o relacionarse con las preocupaciones e ideas” que nos presenta.



ENLACES

HORARIO

Domingo 29 Abril

Jardín Botánico

También te puede interesar