Rabit live a/v (w Cecile): Les Fleurs Du Mal

US / Fr

Rabit es la punta de lanza de un nuevo colectivo internacional de artistas que buscan crear, desde su sello Halcyon Veil, una perspectiva revolucionaria, fresca y libre, del futuro de la música electrónica, en lo que ha supuesto uno de los más proyectos influyentes de los últimos años.

El productor de Houston llega al L.E.V. para presentar su nuevo experimento audiovisual, su interpretación de Las Flores del Mal de Baudelaire junto a la artista francesa Cecile (Fawkes) y en la que han colaborado Elysia Crampton y Chino Amobi bajo la producción afilada de Drew Macdonald, de los miticos Coil, y de la misma Cecile. Una bajada a los infiernos de la mano de una de las mentes detrás del nuevo sonido de Bjork.


Rabit es Eric Burton, productor, compositor, DJ y propietario de discográfica Halcyon Veil. Esbozando una visión audaz del sonido desde 2012, Burton lidera la vanguardia de un grupo internacional de artistas que están marcando el camino de lo que será la música de baile del futuro y el tejido mismo de la cultura de club.

Al igual que sus coetáneos, Arca, Lotic y Toxe, Burton combina el industrial, el hip hop, el ruido, en un collage donde crean espacios sónicos para la exploración de la sexualidad, el género, la raza y la injusticia. Su álbum debut de 2015, Communion, lanzado en Tri Angle Records de NYC, que le granjeó una gran atención entre el público y los medios. Inspirado por la escena que nacía a su alrededor ese mismo año lanza su sello Halcyon Veil, un trabajo en colaboración con Chino Amobi de NON y como un remix para el Vulnicura de Björk.

Tras producir el alucinante Demon City de Elysia Crampton y de diseminar los trabajos de Why Be, Ivvvo, Angel Ho y Abyss X, en 2017 se vuelve a conectar con Björk para el trabajo de producción de su próximo lanzamiento Utopia y lanza su segundo álbum Les Fleurs Du Mal a través de su propio sello Halcyon Veil.

Siguiendo el paso de Communion, Les Fleurs Du Mal es el trabajo de un artista que intenta navegar por los límites del yo y de nuestro mundo en un entorno cada vez más inóspito y caótico. Un tapiz psicodélico compuesto de sueños y mundos internos, expresado con fiereza a través de la textura, el color, la melodía y el ritmo.

En un homenaje al estilo rococó, el carnaval, el sonido sideral, el procesamiento acusmático, la síntesis modular, el drone, la new age, el folk y el ruido, el álbum puede verse como una declaración de intenciones, un hito personal que se triangula con Demon City de Elysia Crampton y Paradiso de Chino Amobi. Ambos colaboran en el disco y él con ellos. Ambos proyectos crean mundos nuevos e independientes, y Les Fleurs Du Mal puede verse bajo la misma luz, producto de un secuestro intencional, con la esperanza de crear algo puro, singular y humano.

Los doce movimientos del álbum también se definen por la búsqueda de nuevas e interesantes maneras de crear una experiencia sonora. Hay que pensar en ello como una versión auditiva de la escritura a mano, compuesta mediante una combinación de recortes, aleatorización, procesamiento espectral y poesía. A Rabit se unen los vocalistas invitados especiales Cecilia y Chino Amobi, con la coproducción del álbum cortesía de Cecilia y el famoso miembro de Coil, Drew McDowall.

” Es mucho Dios y mucho sexo. Algún renacimiento, estancamiento y muerte, y algo de esperanza”. -Courtney Love

“… para buscar la cara que tenía antes de que el mundo se hiciera”. -Joel-Peter Witkin

También te puede interesar