Plaid: Polymer Live Av

PLAID

Warp. Uk

 Surcando caminos cada vez más atrevidos y emocionantes en la música electrónica, Plaid han publicado su décimo álbum en estudio, ‘Polymer’, el 7 de junio en Warp Records. Entre las trece pistas del álbum hay trallazos llenos de energía, ritmos viscerales y altamente melódicos e hipnóticas y claustrofóbicas texturas, conformando lo que quizás es su trabajo más directo y coherente hasta la fecha.

El innovador dúo formado por Ed Handley y Andy Turner lleva ampliando las fronteras de la música electrónica desde que surgió del trío The Black Dog a comienzos de los 90. Junto a Aphex Twin, Autechre y Nightmares on Wax, Plaid es uno de los pilares en 2019 del sello Warp, a punto de cumplir su 30 aniversario, y ha conseguido logros en la música como pocos otros artistas. Su actitud aventurera y traviesa les ha llevado a colaborar con Björk y a ser comparados con colaboradores suyos como Mark Bell, Arca, Haxan Cloak y lanzamientos más recientes como Skee Mask y Daniel Avery.

Han trabajado con la London Sinfonietta, Southbank Gamelan Players, han compuesto para las esculturas robóticas de Felix’s Machines y creado bandas sonoras para eventos tan diversos como la migración de renos en el norte de Europa o un nivel del popular juego de plataformas Little Big Planet 3. En directo, su espectáculo está a caballo entre la música contemporánea y la de clubs, y han actuado en recintos como la Opera House de Sídney, Southbank, Bloc y Berghain.

‘Polymer’, con su amplia gama de emociones, influencias e inspiraciones, es un álbum de la era moderna. Afectaron a su creación un manifiesto sobre Polifonía, Polución y Política; asuntos dispares como el medio ambiente, los materiales sintéticos, la supervivencia y la mortalidad y la conexión/desconexión con la realidad.

En palabras de Plaid:

“Los problemas y las ventajas de los polímeros nos parecieron un buen tema para este álbum: su fuerza repetitiva, su resistencia y su problemática persistencia; lo natural frente a lo sintético, la seda y la silicona, la importante repercusión que tienen en nuestras vidas.”

El inicio, estruendoso y maquinal de ‘Meds Fade’ transmite los efectos atenuantes de la medicación y la emergente claridad de los grises envoltorios de la realidad. Con la tensión techno en constante aumento de ‘Maru’ sentimos el impulso final y agotador para llegar a una meta.

Por su parte, ‘Dancers’ es dichosa y eufórica: una oda al movimiento libre en sí mismo, inspirada en el avistamiento de una lluvia de meteoritos, la Vía Láctea en una oscura y diáfana noche y la gente que baila entre el público. Los fragmentos de voz aportan un elemento humano, aunque estén modificados por máquinas: ‘Ops’ repite un bucle sin palabras con ecos sintéticos sobre ritmos drum and bass.

‘Drowned Sea’ está directamente inspirada en el hallazgo de décadas de envases de plástico aparecidos en la costa, y en un artículo sobre los microplásticos en la cadena alimentaria. Como las partículas de plástico, Plaid destilan sonidos usando sintetizadores granulares, reduciendo el conjunto pero sin conseguir destruirlo del todo.

La pista final, ‘Praze’ – una antigua palabra inglesa para “pradera” -, está inspirada en la desaparición de gran parte de las praderas de flores silvestres británicas. Los anacrónicos punteos, al estilo de Penguin Cafe Orchestra, nos recuerdan de forma melancólica que, a pesar de lo compleja que es la vida en 2019, todavía quedan esperanzas.

LINKS

ESPACIO

Nave 16

Viernes 18


 


También te puede interesar